Leyenda del atrapasueños

atrapasueños indios

La leyenda del atrapasueños nos cuenta la historia de Asibikaashique, la cual era conocida como la mujer araña, la cual se dedicaba a cuidar a las personas de las malas energías, aunque la leyenda tiene un par de variantes, aquí te traemos la que consideramos más interesante y que se considera una leyenda para niños.

atrapasueños telaraña

Leyenda del atrapasueños

Cuenta la leyenda que cada noche Asibikaashique, la mujer araña, visitaba a los niños de la tribu Ojibwa, y que permanecía cerca de sus camas mientras ellos dormían, y mientras ella velaba sus sueños les tejía una telaraña que servia para atrapar las pesadillas de los pequeños y la mala energía que pudieran tener, esta telaraña que estaba hecha de un hilo especial, se encargaba de capturar toda la mala vibra que pudieran afectar a los pequeños en su sueño y filtraba todos esos sueños buenos y reparadores que necesitaban para descansar y tener buenos pensamientos.

Al llegar el sol, la telaraña que había dejado Asibikaashique sobre la cama de los niños, era bañada por los rayos de luz haciendo que toda esa energía atrapada se desvaneciera dejando a los pequeños solo con lo bueno y lo positivo de sus sueños.

El tiempo pasó, la tribu se hizo más grande y hubo grupos que comenzaron a dispersarse a otras tierras, lo que dificultó la tarea que la mujer araña tenia con los niños, así que las madres para proteger a sus niños de lo peligros comenzaron a tejer redes con propiedades mágicas que atrapaba a los malos sueños.

Así es como nacen los atrapasueños, un amuleto de protección, de origen rústico pero de noble causa, un símbolo del todo y del bien que elimina lo negativo.

Leyenda para niños

Cuenta la leyenda que una araña tejía su telaraña silenciosamente dentro de la habitación de una anciana, la anciana se llamaba Nokomis y ella también estaba tejiendo pero ella tejía una prenda para su pequeño nieto.

Cada día la abuelita observaba como la araña tejía su tela, con una arte y dedicación digno de admirarse.

En una ocasión, su nieto llamado Keegwa entró a la habitación buscando a su abuela y vio a la araña dentro

—¡Nokomis — gritó Keegwa— mientras señalaba a la araña con su manita de niño. Acto seguido el nieto caminó hacia la araña con zapato en mano y dispuesto a deshacerse de lo que el niño consideraba una amenaza para su abuela.

—Keegwa detente — le dijo la anciana con voz tranquila pero firme —, no le hagas daño, no es una araña peligrosa, déjala que haga sus cosas

— Abuelita, ¿por qué proteges a la araña? — le preguntó su nieto sin entender.

La anciana no le respondió, solo le sonrío dulcemente y haciendo un ademan de que todo estaba bien, volvió a su tejido como si no hubiera pasado nada, así mismo la araña volvió a lo suyo, y el niño no tuvo más remedio que marcharse, no sin sentirse confundido por la actitud de su abuela.

Cuando Keegwa había abandonado por completo la habitación la araña se acerco a la anciana y agradecida por salvarla le dijo:

Durante varios días me has permitido tejer mi tela en tu casa, me has visto tejer y dar vueltas hilando una y otra vez, has admirado mi trabajo, y a cambio de haber salvado mi vida, deseo hacerte un regalo.

Dicho esto, la pequeña araña se alejo sonriendo y tejiendo una red cerca de la ventana de la habitación de la anciana, una vez caída la noche, la luna brillo y sus rayos cayeron sobre una mágica red plateada que se mecía suavemente en la ventana. esa hermosa red, era el regalo de la araña.

Lo que la anciana no sabia es qué esa araña en realidad era Asibikaashi, la encargada de cuidar a los niños y a las personas en la tierra.

—¿Ves esta red que brilla junta a tu ventana?, te enseñaré a tejerla —dijo la araña— Uno de sus hilos atrapará los sueños malos mientras que los sueños buenos pasarán por el pequeño agujero. Este es mi regalo para ti.

Es así, como las madres y abuelas de la tribu Objiwa tejieron redes que atrapaban los sueños malos y las pesadillas de los niños, asegurando muy felices sueños.

Leyenda atrapasueños Lakota

Hace muchos, muchos años, cuando aun los cielos eran inalcanzables y el tiempo era joven, un viejo chamán Lakota que se encontraba en una montaña tuvo una visión.

En esta visión, Iktomi,  el maestro de la sabiduría se le reveló en forma de araña, y hablándole en el lenguaje secreto que solo los Lakotas iniciados entendían, su maestro comenzó un diálogo con él. Al mismo tiempo que el maestro hablaba, el chamán se dió cuenta que comenzó a doblar una madera de sauce y juntar adornos y plumas de pájaro y comenzó a tejer una telaraña mientras iba avanzando la conversación.

Iktomi le habló de los círculos de la vida, de como el ser humano comienza su infancia con ayuda y cuidados, para después llegar a la adolescencia y la adultos donde es fuerte y se vale por sí mismo para después llegar al ocaso y ya anciano vuelve a necesitar ayuda y cuidados como cuando era pequeño. Así dijo su maestro, es que se completa el circulo de la vida.

En nuestro camino, no importa en que etapa de la vida estemos, nos encontraremos con muchas fuerzas, algunas serán buenas y si las sigues te guiarán a buenos términos y tendrás bienestar en tu vida. Pero hay también fuerzas malas, las cuales solo te lastimarán y menguarán tu espíritu y fortaleza – dijo Iktomi.

Mientras el maestro en forma de araña hablaba continuaba tejiendo aquel trozo de madera, comenzando de afuera hacia adentro, una vez que terminó de tejer el maestro le dió la red al chamán y le dijo, mira la telaraña, forma un circulo perfecto pero queda un agujero en el centro.

Usa esta telaraña y su agujero para ayudarte a alcanzar tus metas y las de tu gente, la red también te ayudará a hacer buen uso de la ideas, los sueños y las visiones, Siempre que creas en el gran espíritu. La telaraña atrapará tus buenas ideas y las malas energías se irán por el agujero.

Es así como el viejo chaman le trasmitió a su gente las enseñanzas de su maestro y usaron el atrapasueños indio para el bienestar de sus vidas.

Es así como en cada cama de los niños se cuelga un atrapasueños para atrapar lo bondad y la nobleza de sus sueños y la energía negativa se va por el agujero del centro eliminando cualquier afectación que pueda causarles.

atrapasueños apache

¿Te gusto el artículo que hice para ti?

déjame tu opinión dando clic en las estrellas

Al momento: votos | Calificación: de 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *